Tres claves para descubrir si eres un buen líder
Estilo de vida

Tres claves para descubrir si eres un buen líder

Algunos de los principales líderes de la historia de la humanidad tuvieron estas características. Checa de qué estamos hablando con estos consejos para ser buen líder. 

A menudo se confunde ser un buen líder con dar órdenes. Nada más alejado de la realidad. Un buen líder es aquel que se enfoca en hacer que su equipo se inspire, no se aterrorice. 

Si quieres convertirte en un efectivo e inspirador jefe de tu equipo, concéntrate en perfeccionar estas tres cualidades esenciales de liderazgo.

La comunicación

A menudo se dice que es una de las cualidades más importantes de los grandes líderes, la comunicación es el pegamento que une a un equipo efectivo y productivo, permitiéndoles funcionar de la mejor manera posible.

Si quieres ser un buen líder, haz de la comunicación una prioridad. Explique su visión a su equipo, y comunique clara y concisamente lo que necesita para poder trabajar hacia un objetivo común. Es importante ser escuchado, pero es igual de importante escuchar y asegurarse de que su mensaje sea entendido. Concéntrese en crear un diálogo con los miembros de su equipo, en lugar de un monólogo.

Los mejores comunicadores son honestos, empáticos, transparentes y auténticos, así que traiga estas cualidades a la comunicación de su equipo para crear confianza y respeto.

“Presentar el liderazgo como una lista de cualidades cuidadosamente definidas (como estratégicas, analíticas y orientadas al rendimiento) ya no es válido. En su lugar, el verdadero liderazgo surge de la individualidad que se expresa honesta y a veces imperfectamente…. Los líderes deben esforzarse por la autenticidad por encima de la perfección”. Sheryl Sandberg, Directora de Operaciones, Facebook

consejos para ser buen líder.

Una actitud positiva

La capacidad de inspirar y motivar a tu equipo no tiene precio, así que haz que tu segunda prioridad sea una fuente de energía positiva, liderando un equipo entusiasta con el ejemplo. La confianza es contagiosa y motiva a la gente a hacer su mejor trabajo, así que aborda cada faceta del trabajo que haces con optimismo y convicción.

Reúne a las tropas, busca maneras de conseguir que la gente haga su mejor trabajo en conjunto, y hazte accesible para que tu equipo siempre pueda acudir a ti para obtener más dirección cuando sea necesario.

No siempre es fácil ser positivo cuando estás bajo presión, pero como cualquier buen hábito, ser consciente de tu actitud y tratar de cultivar el entusiasmo en cada oportunidad puede convertirse en una bola de nieve. En pocas palabras, si te concentras en sentirte positivo, serás más positivo – y tus colegas pronto seguirán el ejemplo.

“¡Tuitea! El secreto del liderazgo es simple: Haz lo que crees. Pinta un cuadro del futuro. Ve allí. La gente lo seguirá. Seth Godin, empresario y autor de best-sellers

tres cualidades esenciales de liderazgo

 La capacidad de delegar

Es imposible ser un buen líder si intentas hacerlo todo tú mismo, así que asegúrate de identificar los puntos fuertes de los miembros de tu equipo y aprovéchalos delegando tareas clave. La delegación no sólo es importante porque libera tu tiempo para concentrarte en tareas de mayor nivel, sino que también puede conducir a un equipo general más productivo y autónomo.

Cuando delegas con éxito, tienes la oportunidad de crear confianza con tus colegas. Al asignarles una tarea, estás comunicando que crees en sus habilidades y capacidades, lo que a su vez les ofrecerá más responsabilidad y propiedad de su lugar dentro del equipo.

Los empleados que se sienten confiados y valorados a menudo trabajan más duro y tienen un mayor sentido de lealtad. Los gerentes y ejecutivos que delegan tienen una mayor capacidad para centrarse en el panorama general, y sacar lo mejor de su equipo.

“Mi trabajo no es ser fácil para la gente. Mi trabajo es tomar a estas grandes personas que tenemos y empujarlas y hacerlas aún mejores.” Steve Jobs, ex co-fundador y CEO de Apple Inc.