por que los perros tienen la nariz mojada
Hogar y trabajo

¿Sabes por qué los perros siempre tienen la nariz húmeda?

Cualquier persona con un perro en casa sabe que la nariz húmeda es una de sus características más comunes. Pero, ¿sabes cuál es la razón?

La nariz de un perro segrega su propia y delgada capa de moco, y los perros añaden aún más moco y saliva lamiéndose la nariz con frecuencia.

Los detalles pueden ser un poco asquerosos, pero tener la nariz húmeda cumple algunas funciones vitales para los perros. En primer lugar, mantener la nariz húmeda ayuda a los perros a regular su temperatura corporal. Los perros no tienen glándulas sudoríparas por todo el cuerpo como nosotros los humanos, así que dependen de las glándulas sudoríparas de su nariz y de las almohadillas de sus pies para ayudar a mantener una temperatura interna segura.

La humedad de la nariz les ayuda a evaporar el calor, así como tener la lengua de fuera les ayuda a refrescar su cuerpo.

La nariz húmeda de los perros también contribuye a su increíble sentido del olfato. Cuando los perros inhalan, las diminutas partículas de olor que flotan en el aire quedan atrapadas en la mucosidad de su nariz. De esta forma, pueden interpretar los olores de una mejor manera.

Lamerse la nariz ayuda a los perros a “oler” aún más profundamente. Cuando un perro se lame la nariz, su lengua recoge algunas de las partículas de olor atrapadas en el moco de su nariz. Luego toca con su lengua una glándula olfativa llamada el órgano de Jacobson en el paladar de su hocico lo que le da una lectura aún más matizada de los compuestos químicos que componen los olores. Es por eso que los perros tienen muchos de sus sentidos mucho más agudizados que los humanos.

La nariz de mi perro está seca. ¿Qué significa esto?

A muchos dueños de mascotas les preocupa que su perro tenga la nariz seca, pero esto no es automáticamente motivo de alarma.

La nariz de los perros puede estar seca a veces por varias razones. Sus narices pueden estar menos húmedas cuando se despiertan de un largo sueño, simplemente porque no las han estado lamiendo durante varias horas. Dormir en una habitación cálida con bajos niveles de humedad también puede hacer que la nariz de un perro esté especialmente seca.  En caso de que la nariz no se humedezca nuevamente, se recomienda ir al veterinario.

Aunque otros factores son que los perros mayores pueden perder la humedad de la nariz a medida que envejecen porque producen menos moco. Esto podría hacer que sus narices estén un poco más secas de lo que veríamos con un cachorro.

¿Cuándo preocuparse por la nariz seca de un perro?

Si existe algún cambio en el color de la nariz,  sangrado, grietas, escamas, bultos y protuberancias alrededor del hocico o la cara o la nariz, estas cosas son mucho más considerables. Si el perro tiene una hemorragia nasal, se debería de acudir con un especialista para ver que soluciones o medicamentos pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de la mascota.

Además, si el perro no sólo tiene la nariz seca, sino que también actúa enfermo o se comporta de manera inusual, eso podría ser un signo de un problema más grave.

En resumen, si notas algún cambio en la apariencia de la nariz, o cambios en el comportamiento en tu perro acompañados de una nariz seca, siempre debe ser motivo para ser más cuidadosos con la salud del animal y acudir con el veterinario.

Ver más curiosidades sobre los perros.