¿Por qué los gatos ronronean?
Hogar y trabajo

¿Por qué los gatos ronronean?

El sonido tan característico no es exclusivo de los gatos caseros, también los grandes felinos lo hacen. Aquí te contamos por qué. 

Uno de los comportamientos más comunes de un gato, además de maullar exigiendo alimento, es ronronear mientras se frota contra una superficie. 

comportamientos más comunes de un gato

Nadie está seguro de por qué ronronean los gatos, aunque hay un número de buenas conjeturas. La observación obvia es que los gatos parecen ronronear cuando están contentos y se sienten bien. Pero ese no es siempre el caso: Algunos gatos también ronronean cuando tienen hambre, están heridos o asustados. Y lo más sorprendente es que las frecuencias de ronroneo han demostrado estimular la regeneración ósea…

Los gatos ronronean usando sus músculos de la laringe y el diafragma, tanto al inhalar como al exhalar, aunque todavía no se entiende cómo el sistema nervioso central genera y controla esas contracciones. A principios del siglo XIX los taxonomistas pensaron que los gatos podían ronronear o rugir, y dividieron la familia Felidae en dos familias: “ronradores” (subfamilia Felinae) y “rugidores” (subfamilia Pantherinae).

Sin embargo, hoy en día los taxonomistas creen que la mayoría de los gatos pueden ronronear, con algunas probables (aunque no seguras) excepciones de pantera: león, leopardo, jaguar, tigre, leopardo de las nieves y leopardo nublado. (¿Chitas y pumas? Sí, ronronean.)

 

Una forma de expresión

Entonces, ¿por qué hacerlo? Si es una forma de comunicación, es para los cercanos y los queridos, ya que los gatos ronronean con una frecuencia y volumen demasiado bajos para viajar lejos. El ronroneo (y muchas otras vocalizaciones de baja frecuencia en los mamíferos) a menudo se asocia con situaciones sociales positivas: amamantar, asearse, relajarse, ser amigable.

Sin embargo, es más probable que el ronroneo sea simplemente calmante, o auto-calmante, ya que los gatos también pueden ronronear en situaciones estresantes. En ese caso, el ronroneo sería similar a la forma en que los humanos se calman a sí mismos llorando, riendo, distrayéndose o incluso organizando su escritorio. Algunos veterinarios y entusiastas de los gatos han observado a gatos acostados uno al lado del otro y ronroneando cuando uno se lesiona (un comportamiento que se denomina “terapia de ronroneo”), aunque la literatura científica sobre el tema es escasa.

Más allá de ser calmante para el gatito herido, la “terapia de ronroneo” puede tener propiedades curativas para los huesos. Los gatos domésticos ronronean con una frecuencia de unos 26 Hertz, en un rango que promueve la regeneración de los tejidos. Eso no es tan loco como suena: El ejercicio de alto impacto promueve la salud ósea por la misma razón, porque los huesos responden a la presión haciéndose más fuertes.

 El ronroneo del gato

En su entorno natural, los gatos pasan mucho tiempo tumbados esperando para cazar, por lo que el ronroneo puede estimular los huesos para que no se debiliten o se vuelvan quebradizos. De hecho, se han patentado dispositivos de vibración parecidos al ronroneo para su uso potencial en la terapia, y algunos investigadores han propuesto atar placas vibratorias a los pies de los astronautas durante largos vuelos espaciales para retener la densidad ósea.

Así que ya lo sabes, si acabas de llegar a casa y tu gato se acerca ronronenado, no solo está demostrándote su felicidad.